La verdadera historia del home office siendo mamá…

Por: Regina Cabal

Trabajar desde casa con hijos es un arte similar al malabareo. Obvio, Lo que mejor funciona es tener a los niños dormidos o al cuidado de alguien más; pero cuando no se puede no hay más que verse creativa.

Aplausos a las Momlancers con las mejores soluciones:

Solución 01: Convertir tu lugar de trabajo en una pequeña guardería.

“Yo embarazada, él de año y medio. Por fin logramos su siesta… Yo no sabía si reír, dormir o llorar”.
Guardería con todo y cuarto de lactancia.

Solución 02: Convertirlos en pequeños ayudantes.

Mi chiquito queriendo revisar a todos los pacientes jeje, hasta mami le tocó.
Él quiere anotarlo todo.
En promoción de producto en una expo

Solución 03: Convertir cualquier herramienta de trabajo en juguete.

Mientras estaba en una llamada
Genia matemática. Ya haciendo cuentas.
Seguro algo está aprendiendo.

Solución 04: Confúndelo

Así casual para confundirlo. Ojo que cada teclado funcionaba cuando llegó…
De plano cada uno su laptop 😂 trabajo en equipo
Mejor él trabaja y yo utilizo su lap.

Solución 05: Abrazar el Caos.

Permite la destrucción de objetos.
“Me paré al baño y regresé a encontrarme cerrado el archivo que llevaba haciendo toda la mañana 🙈 🙈”
“Maquillaje Artístico” mientras yo estaba editando y ella jugando a mi lado de repente desaparece y cuando la encuentro se había hecho un maquillaje inspirado en Frozen 😅
Y ya si está el bebé, pues que la mascota nos acompañe también.

Gracias Momlancers por compartir. ¡No estamos solas!

Comments are closed.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: